En la vida moderna, de manera cotidiana utilizamos la radiocomunicación para ejercer nuestras tareas diarias.

Las comunicaciones vía radio o radiocomunicación utiliza las ondas de radio u ondas hertzianas que es la parte menos energética del espectro electromagnético para conseguir transmitir distintas informaciones a enormes distancias.

Las características de la radiocomunicación dependen de las bandas de frecuencia en las que se ejercen, mismas que pueden ser de baja, media o alta frecuencia. En cada una de estas opciones, el comportamiento de las ondas y sus particularidades diferentes permiten poder transmitir informaciones con características distintas.

Los primeros sistemas teóricos que explican cómo se propagan las ondas del espectro electromagnético se atribuyen a James Maxwell y fue Heinrich R. Hertz, en 1888 quien comprobó experimentalmente las teorías de Maxwell.

La invención del primer radio se atribuye a Nicola Tesla quien durante años tuvo que pelear la patente con Guillermo Marconi, quién había registrado una patente en 1901 de un transmisor de radio que utilizaba las ideas y diseños de Tesla.